La ATTT procedió al descarte y destrucción de unos 131 equipos de audio y video que habían sido decomisados, en lo que va del año, a conductores del transporte público como resultado de los operativos desarrollados en los distritos de Chepo, Arraiján, Panamá y San Miguelito.               

Rubén Chávez, director general encargado de la ATTT, dijo que descarte y destrucción de los aparatos se efectúa en cumplimiento de la Ley 42, que prohíbe el uso de aparatos reproductores de sonido y video en los vehículos del transporte público en las áreas urbanas, metropolitanas, internas, interurbanas y colegial.

Al mismo tiempo, la ATTT busca generar conciencia al debido respeto a los derechos de los usuarios del transporte público y evitar que estos artículos vuelvan a estar disponibles en las calles.

Por su parte, José Félix Barrios, director nacional de Transporte Terrestre de la ATTT, explicó que estos 131 equipos, se suman otros 435 aparatos como bocinas, plasma, sirenas y cornetas, entre otros, que fueron decomisados y descartados en el 2015, como resultado de los operativos  cotidianos desarrollados a través del Departamento de Vigilancia y Seguridad del Transporte Terrestre, siguiendo los procedimientos legales.

Además hizo un llamado a los transportistas “a procurar y respetar los derechos de los usuarios porque no aguantan más ruido”, y en este sentido aseguró que la ATTT aplicará, de forma permanente, las facultades en materia de fiscalización e inspección de los servicios, aplicando las medidas señaladas en las leyes de transporte y los cuerpos normativos complementarios en vías de garantizar la tranquilidad de los pasajeros, que son lo que más sufren con esta situación.

Agregó que han incrementado la capacidad operativa del Cuerpo de Inspectores para que presten atención inmediata a cada una de las denuncias presentadas por los usuarios del transporte.

“Lo que procuramos es que esta acción sea permanente, eficiente y que garantice respuestas rápida a las denuncias presentadas por los ciudadanos ante la institución”, preciso Barrios.

El decomiso de los equipos de audio y video fue realizado en las diferente zonas y rutas de transporte, bajo el amparo de la Ley 42 del 22 de octubre de 2007 y el Decreto Ejecutivo No.545 de 8 de octubre de 2003, que prohíbe el uso de aparatos reproductores de sonido y video en los vehículos del transporte público en las áreas urbanas, metropolitanas, internas, interurbanas y colegial. 

Además, está prohibida la utilización de amplificadores en los equipos de sonido, así como sirenas en los vehículos que prestan el servició de transporte público.

El servidor público agregó que serán enérgicos en el control y aplicación de las medidas establecidas relativas al uso de aparatos reproductores de sonido y video en el transporte público colectivo, que producen contaminación auditiva y ruidos nocivos a los usuarios.

“La denuncia es recibida a través del Centro de Atención Ciudadana 911 de la ATTT, que brinda el soporte a la ciudadanía, posteriormente realizamos las fiscalizaciones respectivas y se proceden a realizar los decomisos”, añadió.

Concluyó que en muchos de los casos, hay transportistas reincidentes en esta falta, y que serán enérgicos en el combate a la colocación de forma descontrolada de los aparatos de bocinas que se instalan en vehículos de transporte púbico.

Viernes, 26 de julio de 2016.