Concienciar a peatones y conductores sobre el uso correcto de los pasos peatonales es el objetivo de la campaña de seguridad vial “Detente Cruce de Peatones” que la Autoridad  del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) y la Fundación Educación Vial efectúan en las inmediaciones de los sitios más transitados de la Ciudad de Panamá.

La campaña, en la que participan un grupo de actores de la Fundación Educación Vial, consiste en advertir a los automovilistas -mediante un cartel informativo- de la existencia de la línea de paso peatonal y detengan sus vehículos ante la presencia de peatones dispuestos a cruzar.

Junto a estos pasos peatonales, funcionarios de la Dirección de Seguridad Vial y Defensa del Usuario de la ATTT junto a al personaje Semaforín, brindan consejos y distribuyen volantes informativas con los mejores consejos para cruzar  de forma segura la vía.

El objetivo de la iniciativa es aumentar el grado de concienciación de los niños y adultos, y conductores, respecto a las señales de tránsito como el paso peatonal, líneas de no pare y el semáforo peatonal, ubicadas sobre la calzada, donde los peatones siempre tienen la preferencia sobre los vehículos.

NORMATIVA:

El Reglamento de Tránsito Vehicular instaura en su Título III las normas de comportamiento en el tránsito y establece “que los peatones caminarán obligatoriamente por las aceras, veredas, pasos elevados y demás facilidades habilitadas para su uso y gozarán de las prioridades de paso que le sean concedidas”.  

“En caso de no existir, lo harán del lado izquierdo fuera de la superficie de rodamiento, de modo que en todo momento están de frente al sentido del tránsito vehicular. Además están en la obligación de acatar las órdenes y señales que imparta la ATTT”, explica el texto.  

Expresa que “antes de cruzar la vía, todo peatón esperará el momento en que no exista tránsito vehicular, que éste se halle detenido o que la distancia de los vehículos más próximos sea tal que pueda realizar el cruce a paso normal, con prudencia y sin peligro, operación que deberá efectuar preferiblemente en las esquinas o intersecciones de las calles, vías o avenidas, utilizando preferentemente las líneas de seguridad, lo semáforos y los pasos elevados peatonales si lo hubiere”.

RECOMENDACIONES:

Por ello es recomendable caminar por el centro de la acera, ni muy pegados al borde de la vía, para evitar ser atropellados por algún vehículo, ni muy pegados a las viviendas, por si hubiera entradas o salidas de garajes.  Tampoco caminar por el borde ni invadir nunca la vía de circulación, salvo para cruzarla.

Si la calle por la que se camina no tuviera acera o existiese algún obstáculo y fuera totalmente imprescindible pasar por ese tramo, se circulará lo más pegado posible a la pared y a ser posible de cara al tráfico, de esta forma se podrá ver de frente a los vehículos que se aproximan.

Los niños pequeños o menores de 12 años de edad, deben ir siempre de la mano de los adultos o una persona mayor de 16 años de edad, procurando que jueguen o conduzcan triciclos o bicicletas en lugares cerrados al tráfico y nunca en la vía de circulación.

Los adultos deben tener especial cuidado cuando los niños jueguen a la pelota ya que ésta se le puede ir a la calzada y la natural tendencia de los niños a correr detrás de ella, hace que esta situación sea muy peligrosa.  Se les debe insistir en que no vayan a por ella y que esperen a que un inspector o agente del tránsito o una persona mayor se la recoja.

Es recomendable no llevar animales sueltos, pueden escaparse y producir situaciones de peligro para otros usuarios de la vía pública.

De igual forma, los peatones deben circular por los lugares reservados para ellos y no hacerlo por los prohibidos; por ejemplo, circularán por zonas peatonales y no lo harán por autopistas y autovías.

Cabe destacar que en los pasos peatonales, los peatones siempre tienen preferencia sobre los vehículos.