La Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) incorporó al servicio de vigilancia y seguridad del transporte terrestre 20 nuevas motocicletas, las cuales serán destinadas a los trabajos de fiscalización y supervisión de transportistas, conductores y usuarios del transporte terrestre público a nivel nacional.

Se trata del modelo urbano Suzuki V-Strom que cuentan con un motor de de 650 c.c. y que trae incorporados maleteros, luces de escoltas y sirena.

Félix Barrios, Director Nacional de Transporte Terrestre, aseguró que la puesta en funcionamiento de estas nuevas unidades motorizadas facilitará brindar el servicio de supervisión, seguridad vial y las tareas a fines, que el Cuerpo de Inspectores de la ATTT realiza en paradas, zonas pagas de autobuses y vías públicas, para que el transporte público de pasajeros se preste en forma segura e ininterrumpida.

Agregó que un número de motocicletas serán asignadas a las diferentes sedes provinciales y regionales de la ATTT, por lo que también servirán para supervisar el uso adecuado de las carreteras a nivel nacional y vigilar que los vehículos cumplan con las normativas para poder circulas por las mismas.

“En la ATTT estamos modernizando el servicio y adaptándolo a las nuevas necesidades de nuestro ciudadano”, acotó Barrios.

El mejoramiento de la flota de vehículos busca optimizar la calidad del servicio de vigilancia y seguridad del transporte terrestre que presta la entidad.

 

CONOZCA LA ENTIDAD:

El Departamento de Vigilancia y Seguridad del Transporte Terrestre  de la Dirección Nacional de Transporte Terrestre de la ATTT es  la unidad encargada  de supervisar, programar, organizar y dirigir las políticas de evaluación y seguimiento que definan los sistemas de transportes.

Cumple las siguientes funciones:  

  • Coordinar con Operaciones de Tránsito de la Policía Nacional, para que el servicio de transporte público de pasajeros se preste en una forma segura e interrumpida y hacer cumplir la Constitución y la Ley.
  • Vigilar que los vehículos que utilicen las vías públicas cumplan con las especificaciones de las mismas para circular por las vías.
  • Supervisar a las empresas concesionarias de transporte público para que el servicio se preste en forma segura y eficiente.
  • Supervisar con operaciones de Tránsito de la Policía Nacional el uso adecuado de las señales para la fluidez del tránsito y la seguridad peatonal.
  • Garantizar para que todo vehículo a motor o remolque circule en las vías públicas en condiciones óptimas de servicio.
  • Fiscalizar que todo conductor de vehículo a motor cuente con la licencia de manejo de vehículo automotor.
  • Ejecutar las políticas de supervisión en materia de transporte terrestre que dicte la dirección general de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre.
  • Realizar las tareas afines requeridas.