El juez ejecutor de la ATTT, Víctor Manuel Caicedo, invitó a los conductores morosos a ponerse al día con la entidad y evitar “de esa manera” el proceso de cobro coactivo.

Caicedo hizo un llamado a los que contravinieron las leyes de tránsito y no han cancelado las infracciones a las faltas cometidas, para que se acerquen a las oficinas de la ATTT a realizar los arreglos de pago correspondientes y evitar verse involucrados en procesos coercitivos.

Recordó a las personas que mantienen saldos morosos con la institución que, en Panamá las multas no prescriben y el impago acarrea recargos.

Caicedo advirtió que hasta el 31 de diciembre los conductores morosos tendrán la posibilidad de pagar las deudas y a los que no cancelen hasta esa fecha, lamentablemente se lea abrirá un proceso coactivo.

El Juez ejecutor de la ATTT enfatizó que “aunque no es la intención” la entidad aplicará medidas drásticas a partir de 2016 para recuperar la morosidad que mantienen los conductores, lo que involucraría medidas como secuestros a automóviles, residencias y cuentas bancarias, entre otros embargos de bienes.

La Ley 42 de 22 de octubre de 2007, faculta a la ATTT para el cobro de las obligaciones existentes a su favor, por morosidad en el pago de multas, permisos o daños causados a los bienes de su propiedad, entre otros, lo que le permite secuestrar o embargar hasta el 15 % del salario mínimo.

Igualmente  indicó que el cobro coactivo sería una “medida extrema”, dirigida a bajar los niveles de morosidad tras explicar que la medida se aplicará a los conductores que adeuden más de B/.500.00 en cargos morosos.

“Existe una gran cantidad de personas que están  en deuda con la Autoridad y muchas de esas deudas datan de años”, concluyó.