La Junta Directiva de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), aprobó este jueves la Resolución No.04 del 19 de enero de 2017, por medio de la cual se deja sin efecto la Resolución No. 01 del 3 de enero de 2017, que establece los ajustes en los costos de los servicios administrativos que se requieren para los trámites de expedición del certificado de Registro Único Vehicular Motorizado (R.U.V.M.).

El organismo colegiado, como máxima autoridad de la ATTT, se reunió en sesión extraordinaria  donde sus miembros revisaron las medidas adoptadas el pasado 3 de enero y luego de lograr un consenso la Junta Directiva tomó la decisión de suspender la Resolución No. 01 del 3 de enero de 2017. Es importante señalar que la Resolución No. 01 de 3 de enero de 2017, nunca se hizo efectiva porque no fue promulgada en Gaceta Oficial, por tanto no hubo en ningún momento cambios en las tarifas vigentes.

Los fondos estimados que se obtendrían por los ajustes en los costos de los servicios del R.U.V.M., que hoy son dejados sin efecto iban a ser destinados para aportar a los costos de operación de la nueva flota de MetroBuses, aumentar el plan de señalización vial, la adecuación de más carriles preferenciales para el MetroBus, el aumento del pie de fuerza en el Cuerpo de Inspectores de ATTT para mejorar la supervisión en las calles y avenidas, así como la implementación de tecnología orientada también a la fiscalización.

Luego de esta medida la ATTT realizará las revaluaciones de los ajustes, estudios y consultas públicas, así como otras alternativas viables para seguir trabajando en la transformación y modernización del servicio de transporte público en beneficio de los usuarios donde es imperante realizar inversiones.

El Gobierno del Presidente de la República, Juan Carlos Varela, es de consulta más no de imposición, y siempre estará dispuesto al diálogo y a escuchar a todas las partes como único medio para lograr consensos en temas que nos interesan a todos.

Modernización del transporte público

La ATTT trabaja desde hace más de dos años en el plan de  modernización del sistema metropolitano de transporte público. Una primera etapa de este plan consistió en adquirir la empresa Transporte Masivo de Panamá, administradora del MetroBus, para convertir el sistema en un servicio eficiente, seguro y puntual, donde el usuario es la prioridad.

Actualmente, se trabaja en el desarrollo del Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable (PIMUS),  que buscar añadir nuevas estrategias para mejorar aún más el servicio de transporte y en general la movilidad en el área metropolitana.

La ATTT debe velar por mejorar la calidad de vida de los usuarios de las vías, por ello requiere de los fondos necesarios que permitan desarrollar una inversión que satisfaga la demanda de transporte de manera eficiente y efectiva y mejorar la movilidad urbana.

La ATTT es la entidad que sufraga el ajuste tarifario de los usuarios de Transporte Masivo de Panamá para que el pasaje no le cueste más. Esto representa una suma anual de 141.6 millones de balboas, de los cuales 124.8 millones  corresponden al subsidio por el costo del pasaje a Transporte Masivo de Panamá y 16.8 millones se destinan a la empresa  Sonda, encargada de la administración financiera de la operación.

El presupuesto asignado para 2017 a la ATTT es de 193 millones de balboas de donde sale el pago de los 141.6 millones en subsidio, quedándole a la ATTT en su presupuesto 24.5 millones de balboa para funcionamiento y  27.4 millones de balboas para inversión. Dentro de las inversiones están: pagos a compromisos contractuales, plan de señalización vial, semaforización, control de cargas, tecnología y otros. Los estudios demuestran que para ejecutar el plan de modernización se requiere comprar cerca de 460 nuevos buses de diferentes tipos, cuya inversión alcanza los 46.2 millones de balboas.

Más del 48% de la población en el área metropolitana utiliza el transporte público y lo que queremos es un sistema moderno donde el que tiene vehículo tenga la opción de utilizar el transporte público.

La ATTT reitera su compromiso permanente de buscar las mejores alternativas que redunden en beneficio de los usuarios del transporte público y de quienes esperan una mejor movilidad urbana.